TRANSLATE

lunes, 28 de julio de 2014

ELIMINACION DEL RESFRIO Y OTROS VIRUS RESPIRATORIOS

Una diferencia entre las ciencias médicas y las físico-químicas consiste, principalmente, que las primeras se basan en una experimentación exhaustiva de todo nuevo medicamente, en cientos de individuos para comprobar sus propiedades, y que sus efectos no sean perjudiciales para los pacientes. En tanto las físicas y químicas se basan en principios o reglas lógicas, y unas pocas experimentaciones bastan para confirmar una teoría.
Dicho esto, quien escribe aclara que no es médico, ni pretende serlo. Sólo es una persona con algunos conocimientos físicos y químicos. Y si expone aquí su teoría sobre la eliminación de algunos virus, es porque actualmente hay dos países con más de 1000000000 de habitantes, que los convierte, sin duda, en potenciales generadores virósicos a nivel universal. Inclusive de algunos nuevos, por lógica mutación de virus ya conocidos


                             LINUS  PAULING  Y  LA  VITAMINA  C


Hace algo más de 60 años, cuando el autor tenía 14 o 15 años, padecía frecuentes resfríos con abundante flema, que le preocupaban por su futuro. Afortunadamente leyó en un diario, un pequeño artículo, el cual mencionaba una declaración del Doctor Linus Pauling, dos veces Premio Novel, quien decía bastaba con tomar un gramo de vitamina C por hora, durante 48 horas, para terminar con cualquier resfrío.
El infrascripto siguió ese consejo con excelentes resultados, aunque debió repetirlo con frecuencia durante su vida.
Hoy a los 78 años calcula haber tomado, en total, varios kilogramos de vitamina C, y no tiene problemas con los resfríos.



                                                DUDAS  MEDICAS


A pesar del tiempo transcurrido, más de 60 años, de la declación del Dr. Linus Pauling, los médicos no se han puesto de acuerdo sobre tal tratamiento para el resfrío.
Afortunadamente la industria farmacéutica, siempre alerta para obtener beneficios económicos, ha facilitado la cosecución de vitamina a los afectados.
A parecer del autor, tal situación se debe probablemente al Dr. Pauling, quien teniendo una gran mente polifacética, pensó divertirse a costa de sus colegas y disfrazó con una teoría química ortomolecular la verdadera forma en que actúa la vitamina C, sobre algunos virus.

Continúa en la página siguiente, titulada: ACTUACION DE LA VITAMINA C
Ernesto Fidel Atencio.

ACTUACION DE LA VITAMINA C

En realidad, según el autor, los virus del resfrío penetran en el organismo humano sólo por las vías respiratorias, porque no pueden hacerlo por el aparato digestivo. Pues los ácidos del estómago los destruyen o eliminan transformándolos.
Por otra parte la vitamina C es un ácido: ácido ascórbico. El más suave de los ácidos del carbono, para los humanos. Y al ser tomado a un gramo por hora, al poco tiempo, en 30 o pocas más horas, la sangre humana se vuelve suficientemente ácida para destruir a los virus del resfrío.
Así de simple se produce la cura del resfrío.


                                                               EN OTRAS EPOCAS


Paradojicamente los antiguos romanos, para la época del nacimiento de Jesús, o antes, ya conocían este método para curar el resfrío y otras enfermedades provocadas por virus respiratorios, al menos empiricamente. Y sus tropas tomaban un vino agrio, avinagrado, con una ligera cantidad de ácido acético. Otro ácido del carbono, aunque bastante más perjudicial y que no recomendamos para este fin, pues puede llegar a ser letal, en ciertas concentraciones, para los humanos.
Una prueba la tenemos en el soldado romano que le arrimó con su lanza, a Jesús en la cruz, un trapo empapado con el vino avinagrado que tomaban ellos.
Aquí, en el campo argentino, hace unos 70 años atrás, cuando se tomaba vino suelto, sin embotellar, que venía en bordelesas, era común que se aconsejara entre los peones: Emborracharse (embriagarse) con vino para curar un resfrío.
Este método para curar el resfrío con la vitamina C, naturalmente sirve para curar también otras infecciones respiratoriss por virus, que sean igualmente sensibles a los ácidos.
Si alguien puede refutar lo escrito aquí, esperamos lo haga, siempre nos gusta adquirir nuevos conocimientos.
Ernesto Fidel Atencio.
Esta página es continuación de la anterior, titulada: ELIMINACION DEL RESFRIO Y OTROS VIRUS RESPIRATORIOS.